Una vibrante y emotiva Inauguración

Martes, 29 de enero de 2008. 19:30 horas. Éste será para la Historia el comienzo de las celebraciones del Bicentenario de Los Sitios de Zaragoza. ¡Y qué comienzo! Los hermanos de antaño se reúnen hogaño para celebrar juntos, que hace 200 años, juntos derramaron su sangre para defender nuestra tierra.

Pueblo y Ejército se reencontraron en la Sala Mozart de Zaragoza. A las 19:30 horas del 29 de enero, con puntualidad castrense, los componentes de la Unidad de Música de la Guardia Real comenzaron a ocupar sus sitios sobre el escenario con el acogedor aplauso del público asistente.

Después, José Antonio Armillas, Comisario del Bicentenario de Los Sitios de Zaragoza, tomó la palabra para recordarnos el significado de esta Conmemoración y dar la primera pincelada emotiva al acto. Concierto Inauguración BicentenarioNo sería la única. A su conclusión, el Ilmo. Sr. Alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, hizo entrega al Ejército de la Primera Medalla de Defensor de Zaragoza del Bicentenario. Posteriormente, Plácido Serrano comentó el contenido del Concierto conmemorativo que llevaba por título “Música para una ciudad sitiada”. De hecho, todas las piezas sabiamente escogidas tenían un único leit motiv: Zaragoza.

Pero alguien faltaba. El Director. Y no se hizo esperar; a la finalización de las palabras de Plácido Serrano, el Coronel Francisco Grau Vegara (excelente músico poseedor de múltiples distinciones y reconocimientos nacionales e internacionales y autor de la versión oficial del Himno Nacional de España), bajo una lluvia de aplausos, subió al podio.

Tras solicitar permiso a la autoridad, alzó su batuta al viento para que sonaran los acordes iniciales de la primera pieza del programa: “Zaragoza” de Ramón Roig. Le siguieron “Marcha Regia” del Himnario de Zaragoza; “Una noche en Calatayud” (Ronda y Jota) del Maestro Pablo Luna; una nueva marcha del Himnario de Zaragoza “Marcha de Juan II“; a continuación, le siguió una pieza que contribuyó a caldear (más si cabe) la atmósfera de la mozartiana sala: una selección de la inmortal “Gigantes y Cabezudos” de Fernández Caballero. La última nota dió paso a la primera salva de aplausos.

El programa continuó con una nueva Marcha del Himnario zaragozano: “Marcha del Excmo. Ayuntamiento” que fue el preámbulo perfecto para otra pieza perenne de nuestra tierra: la Gran Jota de “La Dolores” de Tomás Bretón. Los sentimientos empezaron a aflorar junto con una nueva salva de reconocimiento a los músicos.

Tras el descanso, la “Marcha para el Excmo. Ayuntamiento” del Himnario de Zaragoza y el Intermedio de “Goyescas” de Enrique Granados cedieron el paso a “¡Viva la Jota!“, vibrante obra de Pascual Marquina y a una “Antología del Himnario de la Ciudad de Zaragoza“.

Programa Inauguración BicentenarioY, por fin, llegó el momento cumbre, donde los vellos se ponen de punta y el corazón oprime la garganta; llegó el turno de oir una inmensa, emotiva y maravillosa versión de la obra de Cristóbal Oudrid: “El Sitio de Zaragoza”. Aquí tienen un enlace a una versión comparable, para que puedan hacerse una idea. Memorable. Llegado el momento de la Diana floreada, no procedía interrumpir la emoción del momento, lo que propició, con la última nota, una posterior salva de aplausos, con todo el público que llenaba la Sala Mozart puesto en pie.

La Unidad de Música con su Director al frente tuvieron la deferencia de obsequiar al público con tres “propinas“. La primera, una selección de zarzuelas relacionadas con la Guerra de la Independencia; en palabras del Coronel Grau, quería traer a España a Zaragoza. ¡Y vaya si lo hizo! Comenzando con “La Revoltosa” en homenaje al 2 de mayo de 1808, la Unidad fue recorriendo distintas zarzuelas como, por ejemplo, “La del soto del parral“, “La leyenda del beso“, “La rosa del azafrán” para finalizar con “Gigantes y Cabezudos“.

La segunda propina, estuvo protagonizada, mayoritariamente, por la sección de metal de la Unidad al más puro estilo de una Big Band. La tercera y última propina estaría a la altura de la “Marcha Radetzky” en los Conciertos de Año Nuevo en Viena. El Director Grau concedió al público el honor de participar cantando ese famoso pasodoble titulado “Banderita”. Con el público puesto en pie, cantando y acompasando con palmas, momento réplica de la obra de Johann Strauss padre en la Sala Dorada del Musikverein vienés, llegó el final del Concierto.

Mas, faltaba una pieza para poner el broche de Oro. Con los primeros acordes del Himno Nacional, los aplausos callaron al unísono para dar paso al último momento emotivo de la velada. Un Himno por los Caídos; un Himno por los Héroes; un Himno por nuestra tierra; un Himno, por España.

Anuncios

1 Response to “Una vibrante y emotiva Inauguración”


  1. 1 Carlos Lozano febrero 4, 2008 en 9:41 am

    ¡¡ Hola a todos los zaragozanos…!!

    Leyendo la crónica del concierto me siento partícipe de la emoción que sin duda de forma colectiva sentirán los asistentes. Siento no haber podido integrarme en ese momento. A los que dieron la vida por ESPAÑA mi emocionado recuerdo. A los que lo viven mi más profundo abrazo y a la Unidad de Música de la GR tan mágnificamente liderada por el Coronel Grau mi gracias mas afectuosas por transmitir la historia a través de la Música Marcial.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




bicent0

Reportajes fotográficos

Muchas de las fotos de este blog pueden verse en mi página de Flickr: http://www.flickr.com/photos/arturo-jose/.
enero 2008
L M X J V S D
« Dic   Feb »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Archivos

Contador de visitas

  • 47,108 visitas

Mapa de visitas

web counter
Internet Blog Serial Number 00-03-967-007

A %d blogueros les gusta esto: